¿Qué es Crece?

Confianza

Respeto 

Empatía

Compromiso

Experiencia

Centro crece, psicología y mindfulness

En el centro CRECE se ofrecen tanto terapia psicológica como cursos o talleres de autorregulación y reducción de estrés.

En cuanto a la terapia, ofrecemos un espacio terapéutico de confianza en la atención psicológica a adultos, adolescentes o niños. Partiendo de un enfoque humanista, se propone una intervención basada en la integración de mente, cuerpo y emoción, así como en el entrenamiento de la atención plena. Algunas de las herramientas que apoyan el trabajo terapéutico son: análisis bioenergético, terapia cognitiva basada en atención plena, ejercicios para liberar el estrés y el trauma (TRE) y técnica de integración cerebral.

En cuanto a los cursos, se imparte el programa MBSR (reducción de estrés basado en mindfulness), siguiendo un protocolo de entrenamiento de la atención plena desde un enfoque psicoeducativo, de 8 semanas de duración, con el fin de ayudar a los participantes a regular sus niveles de estrés y afrontar más eficazmente las dificultades a partir de sus propios recursos. También se ofrecen talleres de TRE, donde aprender como autorregular el estrés y liberar memorias traumáticas mediante movimientos involuntarios.

espacio terapéutico

La psicoterapia es un espacio personal de confidencialidad y respeto donde abordar el momento vital por el que estás pasando, donde te sientas con la tranquilidad de poder expresarte tal y como eres, donde ser poco a poco más consciente de ti mism@. Un lugar donde la escucha, la amabilidad con lo que un@ es y la ausencia de juicio son pilares básicos.

Sin perder de vista la trayectoria vital, y a la vez poniendo la atención en lo que ocurre en el aquí y el ahora, se trabaja de forma que la persona que acuda a consulta pueda introducir en su vida los cambios deseados, en su camino hacia la recuperación de su bienestar físico y emocional. 

proceso de cambio y superación

La psicoterapia puede suponer un avance importante cuando los viejos patrones aprendidos ya no funcionan, convirtiéndose en fuente de malestar y dolor. Su objetivo es acompañar a la persona en su camino de transformación, posibilitando que desarrolle una mayor conciencia de sí misma y fortaleciendo su capacidad para resolver los conflictos personales y emocionales con los que se encuentre. La terapia no va a proporcionar un manual de instrucciones sobre cómo ser o actuar, más bien se trata de devolverle a la persona el coraje de ser y ayudarla a conectar con lo mejor de sí misma. Consiste en recobrar la espontaneidad y la alegría, manteniendo el equilibrio interior frente a los cambios y los momentos difíciles que sin duda seguirán presentándose en la vida. No importa tu edad, si estás pasando por una etapa difícil en tu vida, una terapia puede suponer la ayuda necesaria para dar sentido a lo que vives y redirigir tu camino hacia una vida más plena y satisfactoria.